Los adultos son un ejemplo a seguir, y deben tener en cuenta que también usan la tecnología. Por tanto, no hay que prohibir sino educar. A continuación, te proponemos algunos consejos para que todos juntos hagamos un buen uso de la tecnología. Establecer horarios, lugares y momentos para usar la tecnología. Fomentar el uso de la contraseña para que nadie pueda acceder a los contenidos en caso de pérdida o robo. Activar una contraseña para la descarga de aplicaciones y compras online y así, evitar un susto a final de mes. Concienciar sobre un uso responsable de la tecnología en redes sociales. Enseñar a no conectarse a redes WiFi gratuitas y desconocidas. Recurrir a herramientas de control parental
Los adultos son un ejemplo a seguir, y deben tener en cuenta que también usan la tecnología. Por tanto, no hay que prohibir sino educar. A continuación, te proponemos algunos consejos para que todos juntos hagamos un buen uso de la tecnología. Establecer horarios, lugares y momentos para usar la tecnología. Fomentar el uso de la contraseña para que nadie pueda acceder a los contenidos en caso de pérdida o robo. Activar una contraseña para la descarga de aplicaciones y compras online y así, evitar un susto a final de mes. Concienciar sobre un uso responsable de la tecnología en redes sociales. Enseñar a no conectarse a redes WiFi gratuitas y desconocidas. Recurrir a herramientas de control parental
Los adultos son un ejemplo a seguir, y deben tener en cuenta que también usan la tecnología. Por tanto, no hay que prohibir sino educar. A continuación, te proponemos algunos consejos para que todos juntos hagamos un buen uso de la tecnología. Establecer horarios, lugares y momentos para usar la tecnología. Fomentar el uso de la contraseña para que nadie pueda acceder a los contenidos en caso de pérdida o robo. Activar una contraseña para la descarga de aplicaciones y compras online y así, evitar un susto a final de mes. Concienciar sobre un uso responsable de la tecnología en redes sociales. Enseñar a no conectarse a redes WiFi gratuitas y desconocidas. Recurrir a herramientas de control parental