Lo primero que debes hacer es revisar y proteger la privacidad de tus redes sociales, blogs… en todos los sitios donde compartas, o hayas compartido, información. Revisa bien si tus publicaciones, fotos, álbumes… son públicas o privadas. Te recomendamos que actives la opción privado, también para tu perfil, y así evitar miradas desconocidas. Ten en cuenta que, en Facebook, la foto de perfil y de portada siempre son públicas. Pero si las cambias, sí que puedes poner en privado las que tenías antes.
Lo primero que debes hacer es revisar y proteger la privacidad de tus redes sociales, blogs… en todos los sitios donde compartas, o hayas compartido, información. Revisa bien si tus publicaciones, fotos, álbumes… son públicas o privadas. Te recomendamos que actives la opción privado, también para tu perfil, y así evitar miradas desconocidas. Ten en cuenta que, en Facebook, la foto de perfil y de portada siempre son públicas. Pero si las cambias, sí que puedes poner en privado las que tenías antes.