Los retos virales atraen sobre todo la participación de usuarios adolescentes, ya que no tienen desarrollado el pensamiento racional y eso les lleva a tomar decisiones arriesgadas. El motivo suele ser conseguir algo a cambio, que en el caso de los retos virales, es aumentar el número de visitas, seguidores o likes en redes sociales. Por ello, los niños y adolescentes más dispuestos a participar en retos virales, son mayoritariamente aquellos con una mayor necesidad de aceptación, de valoración o de reconocimiento por parte de sus iguales.Las familias deberán estar especialmente atentas ante hijos o hijas que tengan: Alta necesidad de aceptación. Es decir, niños o adolescentes a los que les cuesta integrarse en el grupo, más tímidos o más inseguros. Alta necesidad de reconocimiento. Niños integrados en el grupo, pero que buscan destacar y convertirse en líderes o simplemente ser populares. Alta necesidad de novedad o de experimentación. Les cuesta experimentar satisfacción y emociones en lo cotidiano y buscan experiencias más fuertes. Baja autoestima, inestabilidad emocional, trastornos de conducta o el consumo de sustancias como el alcohol, el hachís o la marihuana.
Los retos virales atraen sobre todo la participación de usuarios adolescentes, ya que no tienen desarrollado el pensamiento racional y eso les lleva a tomar decisiones arriesgadas. El motivo suele ser conseguir algo a cambio, que en el caso de los retos virales, es aumentar el número de visitas, seguidores o likes en redes sociales. Por ello, los niños y adolescentes más dispuestos a participar en retos virales, son mayoritariamente aquellos con una mayor necesidad de aceptación, de valoración o de reconocimiento por parte de sus iguales.Las familias deberán estar especialmente atentas ante hijos o hijas que tengan: Alta necesidad de aceptación. Es decir, niños o adolescentes a los que les cuesta integrarse en el grupo, más tímidos o más inseguros. Alta necesidad de reconocimiento. Niños integrados en el grupo, pero que buscan destacar y convertirse en líderes o simplemente ser populares. Alta necesidad de novedad o de experimentación. Les cuesta experimentar satisfacción y emociones en lo cotidiano y buscan experiencias más fuertes. Baja autoestima, inestabilidad emocional, trastornos de conducta o el consumo de sustancias como el alcohol, el hachís o la marihuana.
Los retos virales atraen sobre todo la participación de usuarios adolescentes, ya que no tienen desarrollado el pensamiento racional y eso les lleva a tomar decisiones arriesgadas. El motivo suele ser conseguir algo a cambio, que en el caso de los retos virales, es aumentar el número de visitas, seguidores o likes en redes sociales. Por ello, los niños y adolescentes más dispuestos a participar en retos virales, son mayoritariamente aquellos con una mayor necesidad de aceptación, de valoración o de reconocimiento por parte de sus iguales.Las familias deberán estar especialmente atentas ante hijos o hijas que tengan: Alta necesidad de aceptación. Es decir, niños o adolescentes a los que les cuesta integrarse en el grupo, más tímidos o más inseguros. Alta necesidad de reconocimiento. Niños integrados en el grupo, pero que buscan destacar y convertirse en líderes o simplemente ser populares. Alta necesidad de novedad o de experimentación. Les cuesta experimentar satisfacción y emociones en lo cotidiano y buscan experiencias más fuertes. Baja autoestima, inestabilidad emocional, trastornos de conducta o el consumo de sustancias como el alcohol, el hachís o la marihuana.