Los retos virales, o Social Challenges, son acciones que se proponen en el entorno de las redes sociales y que invitan a los usuarios a llevarlos a cabo. Cualquier persona puede proponer un reto, y la condición básica es que dicha acción sea filmada y colgada en internet, con el objetivo de que llegue a hacerse viral y alcance el mayor número posible de visitas. En sus inicios, los retos proponían sobre todo acciones cómicas que, en ocasiones, incluso perseguían difundir un mensaje social o conseguir financiación para fines solidarios, como el “Ice Bucket Challenge”, que consistía en echarse un barreño de agua helada sobre la cabeza por la lucha contra el ELA. Sin embargo, actualmente la gran mayoría de los retos rozan lo absurdo y conllevan un gran riesgo para las personas. Es el caso del “Bird Box” challenge: el primer reto viral de 2019. Este reto consiste en realizar distintas actividades con los ojos vendados y se ha cobrado ya numerosos accidentes. Otros como el reto de “Momo” o “La ballena azul” han llegado verdaderamente lejos, ya que pueden incitarte a provocarte serias lesiones o incluso la muerte.
Los retos virales, o Social Challenges, son acciones que se proponen en el entorno de las redes sociales y que invitan a los usuarios a llevarlos a cabo. Cualquier persona puede proponer un reto, y la condición básica es que dicha acción sea filmada y colgada en internet, con el objetivo de que llegue a hacerse viral y alcance el mayor número posible de visitas. En sus inicios, los retos proponían sobre todo acciones cómicas que, en ocasiones, incluso perseguían difundir un mensaje social o conseguir financiación para fines solidarios, como el “Ice Bucket Challenge”, que consistía en echarse un barreño de agua helada sobre la cabeza por la lucha contra el ELA. Sin embargo, actualmente la gran mayoría de los retos rozan lo absurdo y conllevan un gran riesgo para las personas. Es el caso del “Bird Box” challenge: el primer reto viral de 2019. Este reto consiste en realizar distintas actividades con los ojos vendados y se ha cobrado ya numerosos accidentes. Otros como el reto de “Momo” o “La ballena azul” han llegado verdaderamente lejos, ya que pueden incitarte a provocarte serias lesiones o incluso la muerte.
Los retos virales, o Social Challenges, son acciones que se proponen en el entorno de las redes sociales y que invitan a los usuarios a llevarlos a cabo. Cualquier persona puede proponer un reto, y la condición básica es que dicha acción sea filmada y colgada en internet, con el objetivo de que llegue a hacerse viral y alcance el mayor número posible de visitas. En sus inicios, los retos proponían sobre todo acciones cómicas que, en ocasiones, incluso perseguían difundir un mensaje social o conseguir financiación para fines solidarios, como el “Ice Bucket Challenge”, que consistía en echarse un barreño de agua helada sobre la cabeza por la lucha contra el ELA. Sin embargo, actualmente la gran mayoría de los retos rozan lo absurdo y conllevan un gran riesgo para las personas. Es el caso del “Bird Box” challenge: el primer reto viral de 2019. Este reto consiste en realizar distintas actividades con los ojos vendados y se ha cobrado ya numerosos accidentes. Otros como el reto de “Momo” o “La ballena azul” han llegado verdaderamente lejos, ya que pueden incitarte a provocarte serias lesiones o incluso la muerte.