El daño intencional y repetido que inflige un menor, o grupo de menores, a otro a través del entorno digital. El acosador insulta o amenaza directamente a la víctima a través de medios digitales. También puede robar sus contraseñas, secuestrar o cerrar sus perfiles, y hasta enviar un virus para manipular su ordenador. El acosador envía públicamente mensajes hirientes, genera rumores o publica contenido humillante a través de medios digitales. El acosador puede suplantar la identidad de la víctima y crear perfiles falsos en redes sociales y juegos online para enviar mensajes amenazantes o provocativos a terceros.
El daño intencional y repetido que inflige un menor, o grupo de menores, a otro a través del entorno digital. El acosador insulta o amenaza directamente a la víctima a través de medios digitales. También puede robar sus contraseñas, secuestrar o cerrar sus perfiles, y hasta enviar un virus para manipular su ordenador. El acosador envía públicamente mensajes hirientes, genera rumores o publica contenido humillante a través de medios digitales. El acosador puede suplantar la identidad de la víctima y crear perfiles falsos en redes sociales y juegos online para enviar mensajes amenazantes o provocativos a terceros.
El daño intencional y repetido que inflige un menor, o grupo de menores, a otro a través del entorno digital. El acosador insulta o amenaza directamente a la víctima a través de medios digitales. También puede robar sus contraseñas, secuestrar o cerrar sus perfiles, y hasta enviar un virus para manipular su ordenador. El acosador envía públicamente mensajes hirientes, genera rumores o publica contenido humillante a través de medios digitales. El acosador puede suplantar la identidad de la víctima y crear perfiles falsos en redes sociales y juegos online para enviar mensajes amenazantes o provocativos a terceros.
El daño intencional y repetido que inflige un menor, o grupo de menores, a otro a través del entorno digital. El acosador insulta o amenaza directamente a la víctima a través de medios digitales. También puede robar sus contraseñas, secuestrar o cerrar sus perfiles, y hasta enviar un virus para manipular su ordenador. El acosador envía públicamente mensajes hirientes, genera rumores o publica contenido humillante a través de medios digitales. El acosador puede suplantar la identidad de la víctima y crear perfiles falsos en redes sociales y juegos online para enviar mensajes amenazantes o provocativos a terceros.